Religión y Prosperidad Económica

En América Latina, la región de donde vengo, la religión es omnipresente. Un gran porcentaje de la población utiliza habitualmente expresiones como “gracias a dios” o “si dios quiere”. También suelen añadir “bendiciones” después de despedirse. Cuando las cosas van bien no hay duda, es “gracias a dios”. Y cuando salen mal, “dios sabe cómo hace sus cosas”.