La Debilidad de las Democracias Frente al COVID

La situación actual en las democracias avanzadas del mundo es absurda. Mientras que en los países de bajos ingresos menos del 2% de la población ha recibido al menos una dosis, en la mayoría de los países ricos las tasas de vacunación se han estancado, con un 20–40% de la población que sigue dudando o se niega abiertamente a vacunarse.

Las dudas o el rechazo a las vacunas se explican repetidamente con ideas más o menos descabelladas, todas ellas con el común denominador de que reniegan de las pruebas científicas. Aunque las vacunas no ofrezcan una protección del 100% contra el virus, reducen significativamente las posibilidades de contraerlo. El hecho de que la pandemia no haya terminado en las democracias liberales avanzadas se explica principalmente por la reticencia de este 20–40% de la población a vacunarse.

A medida que las nuevas variantes de COVID hacen que los casos vuelvan a aumentar, con algunas excepciones como Francia, los gobiernos democráticos continúan con sus esfuerzos ligeros para convencer a los escépticos de que se vacunen. Pero la eficacia de la persuasión, como demuestran las estadísticas, ha alcanzado un techo e incluso los programas más ambiciosos de incentivos para fomentar la vacunación han fracasado.

Para los que se oponen a la vacunación obligatoria porque viola la libertad personal, el argumento principal es simple. La libertad de una persona termina donde empieza la de otra. No vacunar es una elección que transgrede la libertad de otras personas. Cuantas menos personas se vacunen, más circulará el virus. Cuanto más circula el virus, más personas se infectan. En consecuencia, los no vacunados no sólo se ponen en peligro a sí mismos, sino también a todos los demás. No vacunar equivale, pues, a conducir borracho.

Los datos en Estados Unidos son una prueba de ello. De los 10 estados que actualmente tienen más casos por cada 100.000 habitantes, 9 tienen menos del 50% de la población totalmente vacunada. No imponer o promulgar medidas coercitivas para obligar a los ciudadanos a vacunarse equivale a no prohibir la conducción en estado de embriaguez, mientras se pide a los que conducen sobrios que lo hagan con más cuidado (que lleven máscaras, que mantengan la distancia social, que no se reúnan en grupos grandes…) o que eviten hacerlo en absoluto (confinamiento).

Si un mandato parece excesivo para los líderes democráticos, el proyecto* de medidas coercitivas del gobierno francés es un buen punto de partida. Exigir un pase sanitario para acceder a la mayoría de los lugares públicos cerrados y cobrar por las pruebas de PCR hará la vida extremadamente difícil, y costosa, a quienes se nieguen a vacunarse. Sin embargo, los resultados del experimento francés aún están por ver y ya hay pases sanitarios falsificados en oferta.

Ante la inacción de los gobiernos democráticos, las empresas están teniendo que intervenir para imponer la vacunación por sí mismas. En Estados Unidos, empresas como Google, Disney, Walmart y Chevron ya han establecido mandatos. Del mismo modo, regímenes autocráticos como Arabia Saudí y Rusia han puesto en marcha la vacunación obligatoria. No debería sorprender que otros regímenes autoritarios sigan su ejemplo. Si la democracia liberal quiere frenar el fuerte declive que ha sufrido en los últimos 10 años, tiene que ser más pragmática y decidida cuando las circunstancias lo requieran.

*El resultado de las medidas del gobierno francés no puede juzgarse hoy, ya que varios de sus mandatos aún no se han aplicado.

--

--

--

David is Colombian and is based in Brussels since 2014. He is a regular contributor to the opinion makers section of The Brussels Times

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
David Abuchar Luna

David Abuchar Luna

David is Colombian and is based in Brussels since 2014. He is a regular contributor to the opinion makers section of The Brussels Times

More from Medium

Motiv is a Proud Sponsor of Blue Scholar Initiative: The 12 Days of Biscayne Bay

Race After Technology by Ruha Benjamin

Should You Allow Your Membership Plan Patients to Use 3rd-Party Financiang?

S.C. State’s Pough Among Coaches for HBCU Legacy Bowl — PlayMaker Network