El Espejismo de la Innovación

Aunque el modelo europeo de capitalismo ofrece servicios públicos de mayor calidad y es más igualitario, se ha convertido en una opinión generalizada que es menos innovador que su homólogo estadounidense. Esta creencia general merece la pena cuestionarse.

Los ejemplos por excelencia de las innovaciones producidas por el modelo estadounidense son sus gigantes tecnológicos, más conocidos como GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon). La pregunta es si, como sociedad global, estamos mejor ahora que tenemos estas innovaciones o no.

Los gigantes tecnológicos son enormes máquinas de hacer dinero. Por capitalización bursátil, el valor total de sus acciones, son respectivamente la quinta, primera, sexta y cuarta empresas más valiosas del mundo.

Esta enorme riqueza, evidentemente, no se distribuye de forma equitativa, al contrario, en las décadas transcurridas desde su nacimiento, la desigualdad de ingresos ha aumentado en Estados Unidos. Son tambien campeones de la evasión fiscal. Pero estos dos enormes problemas no se pueden achacar a las propias empresas, sino a la incompetencia y corrupción de los responsables políticos.

Google ha sustituido básicamente a las enciclopedias y a las páginas amarillas (y a los mapas). Podemos encontrar información sobre cualquier tema y buscar cualquier producto o servicio que queramos o necesitemos. Y esto, por el precio de tener una conexión a Internet y poseer una pieza de hardware para tener acceso a ella. Básicamente, gratis.

Ahora somos muy conscientes de que el acceso gratuito que tenemos a los numerosos servicios de Google tiene un coste. Y ese coste es nuestra privacidad. Google hace un seguimiento de todo lo que hacemos en línea y vende esta información a los anunciantes para que puedan dirigirse a nosotros.

Esto plantea muchos problemas, pero no conozco pruebas que demuestren que esos defectos compensen el hecho de haber dado acceso a una enciclopedia a millones de adultos y niños de todo el mundo. En mi opinión, independientemente de los problemas que haya creado Google, en general ha añadido más valor a la sociedad del que ha destruido.

Apple es principalmente un vendedor de hardware de alta gama. Parte del oro que compra puede proceder de explotaciones mineras ilegales y también se le critica, con razón, la elevada comisión que cobra por las ventas realizadas en sus plataformas de compra.

Sin embargo, las innovaciones de Apple no tienen un rol determinante en la sociedad. En cierto modo, es más comparable a un vendedor de productos de lujo como LVMH que a una empresa tecnológica. Por lo tanto, se puede argumentar que también ha creado más valor del que ha destruido.

Facebook ayuda a muchas personas a mantenerse conectadas con sus seres queridos desde lejos. Entre otras características positivas, Facebook y su otra plataforma de redes sociales, Instagram, son herramientas muy útiles para que las pequeñas empresas anuncien sus productos.

Por otro lado, Facebook actúa como caja de resonancia de algunas de las ideas más peligrosas de nuestra sociedad. En particular, fue clave para la elección presidencial de Donald Trump y su negligencia a la hora de frenar el discurso del odio fue determinante en el reciente genocidio de los Rohynga en Myanmar.

Adicionalmente, investigaciones han demostrado el impacto preocupante que las redes sociales pueden tener en las mentes de los adolescentes. ¿Ha creado o destruido Facebook más valor para la sociedad? Es legítimo pensar que el mundo estaría mejor ahora si Facebook nunca hubiera existido.

La lista de fechorías de Amazon es tan extensa que no vale la pena ni siquiera discutir sus aspectos positivos. Los únicos grupos de interés a los que Amazon beneficia son sus accionistas. Para sus empleados, ofrece unas condiciones de trabajo extenuantes además de salarios bajos, al tiempo que aplasta sus intentos de sindicación. Para las sociedades, ha contribuido a la decadencia y destrucción de ciudades medianas y comunidades de clase media al sacar de competencia a miles de pequeñas tiendas físicas que eran esenciales para su tejido social.

Para los minoristas independientes que venden en la plataforma “el 11 por ciento describió su experiencia como ampliamente exitosa, mientras que el 18 por ciento dijo que su experiencia había sido infructuosa. Otro 71 por ciento describió su experiencia como ni exitosa ni infructuosa, informando que sus ventas de Amazon generaron ingresos adicionales, pero solo lo suficiente para compensar el costo de vender en la plataforma”, según la Encuesta de Negocios Independientes de julio de 2019.

En cuanto a los competidores, un artículo de investigación publicado en el Yale Law Journal en 2017 afirma que Amazon “explota la información recopilada sobre las empresas que utilizan sus servicios para socavarlas como competidoras” y que “las estrategias comerciales de Amazon y su actual dominio del mercado plantean preocupaciones anticompetitivas que el marco de protección del consumidor en materia antimonopolio no reconoce”.

Francamente, tampoco respeto a su fundador y hombre más rico de la tierra que gasta su fortuna en viajes al espacio exterior mientras más del cuarenta por ciento de la población mundial vive con menos de 5,50 dólares al día.

El panorama es pues, mixto. De las cuatro innovaciones más anunciadas del modelo estadounidense, podemos considerar que la mitad han creado más valor para la sociedad del que han destruido, mientras que la otra mitad ha destruido más valor del que ha creado. Paralelamente, el modelo europeo, supuestamente menos innovador, ganó la carrera para producir la primera vacuna contra el COVID 19 y supera a sus rivales estadounidenses en tecnologías críticas para nuestro futuro como el 5G o la energía eólica.

Así pues, no nos dejemos engañar por el espejismo de la innovación. No toda innovación añade valor a la sociedad. La creación de riqueza no es realmente el reto de nuestro tiempo. Se seguirá creando riqueza mientras se permita que florezca la inventiva humana. La distribución de la riqueza es la tarea en la que debe centrarse mi generación y las siguientes. En esto, el modelo europeo ha demostrado ser ampliamente más innovador y exitoso.

--

--

--

David is Colombian and is based in Brussels since 2014. He is a regular contributor to the opinion makers section of The Brussels Times

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
David Abuchar Luna

David Abuchar Luna

David is Colombian and is based in Brussels since 2014. He is a regular contributor to the opinion makers section of The Brussels Times

More from Medium

SW 150 Finale

Advice on whether to go the lawyer route on not

The compilation steps for C language

Compilation process of ‘gcc’ function for C programs